La garantía de los suelos laminados. Todo lo que no te suelen contar.


No ha sido ni una, ni dos, sino cientos de veces, las que he escuchado a clientes que venían de visitar tiendas de la competencia decir: "Es que me han dicho que si se me cae algo, y se me daña la tarima flotante,  me cambian la pieza estropeada porque tiene 20 años de garantía". Señores, eso es engañar a la gente y simplificar algo para utilizarlo a favor de tus propios intereses.

Debemos de luchar por ser responsables en nuestro gremio y, no decir algo que no sepamos o, incluso decir medias verdades porque así vendemos más. Las mentiras tienen "las patas muy cortas" y puede llegar el momento que el cliente se sienta engañado, porque a él le hubiesen contado una garantía un tanto...diferente.



GARANTÍA SEGÚN CLASE DE UTILIZACIÓN

Todos los fabricantes de suelos laminados ofrecen una garantía de su producto conforme a la ley nacional, cuya duración va limitada en función al uso al que va a ser destinado. Lo habitual viene siendo:
  • Uso doméstico: 15-25 años.
  • Uso comercial: normalmente 5 años.



¿QUÉ CUBRE LA GARANTÍA DE UN SUELO LAMINADO?

La garantía de un suelo laminado cubre los defectos del mismo derivados del proceso de fabricación, es decir, aquéllos que pudiesen deberse al suministro del producto con algún defecto de fabricación visible u oculto.

Todos los fabricantes se reservan el derecho a inspeccionar el suelo, la instalación, así como toda la información relativa a todos los aspectos que rodean a la misma.

Si se confirma que el suelo laminado presenta un defecto de fabricación, lo normal es que repongan el pavimento en parte o en su totalidad y, si no existiese el mismo, por uno de similares características e igual valor.

Normalmente no cubren ningún coste adicional al valor de compra de producto, como puede ser los gastos derivados de desmontaje, nueva instalación, transporte, retrasos en la finalización de obras, penalizaciones...etc. Algunos si que cubren la mano de obra de instalación, siempre y cuando, y esto es importante, la instalación fuese realizada por una empresa y no por un particular.

Es también muy importante saber que cuando la cobertura de la garantía origine un reembolso, el valor de esta cuantía disminuye, según va transcurriendo el período de vigencia de la garantía. Esto es así porque el producto está sometido a una depreciación de su valor por el uso y el desgaste.

De la misma manera, debemos presentar la factura o prueba de compra por lo que,  ya sabéis que si lo habéis comprado sin IVA o/y os lo ha instalado un "instalador pirata" (sin declarar), podéis olvidaros de que os cubra la garantía del fabricante.



¿QUÉ DAÑOS NO CUBRE LA GARANTÍA?

Pues la mayoría de fabricantes no se hacen cargo de defectos ocasionados por:
  • El transporte.
  • Una mala manipulación.
  • Derivados de un almacenaje indebido.
  • Una instalación que no sea conforme a sus instrucciones.
  • Por un mantenimiento o limpieza no adecuados, incluyendo utilizar productos no adecuados, no utilizar protectores en las patas de los muebles o el desgaste de las sillas cuyas ruedas no sean recomendadas (para esto hay alfombras especiales).
  • La instalación de piezas que ya estuviesen dañadas en el embalaje.
  • Uso diferente al que está destinado (comercial, doméstico...etc)
  • Instalación en zonas especialmente húmedas como saunas, baños o soleras con humedad superior a la recomendada.
  • Inundaciones o fugas.
  • Uso negligente por parte del propietario o fuerza mayor.
También es usual que el fabricante limite el daño visible a una superficie mínima que normalmente suele ser de 1cm2 o algo superior. Si el daño es inferior, no se aplicaría la garantía.

En todo caso, en la web de cada fabricante tenéis los documentos de la garantía por lo que, más vale emplear diez minutos de nuestro tiempo y, no aducir que el comercial nos quiso engañar. Hay que leer más amigos...




Cómo mantener adecuadamente la tarima de exterior

Restauración y aceitado de tarima exterior de ipe en Huelva

Es muy común y cada vez más frecuente, encontrarnos con instalaciones de tarima de madera de exterior, frente a la nueva moda de los pavimentos de exterior sintéticos o tarima tecnológica que dirían erróneamente algunos. Sigo insistiendo en que no puede llamarse tarima a nada que no sea de madera natural pero, eso es otro tema.

Siguiendo con el asunto que nos ocupa, la madera sigue siendo la reina en las instalaciones de exterior, siendo un producto muy agradecido, noble y cálido al que tenemos que cuidar mínimamente para que cumpla adecuadamente su misión de revestimiento estético.




LAS TRES CLAVES PARA UNA INSTALACIÓN CON ÉXITO

Son tres las claves que tenemos que tener en cuenta para que nuestra instalación de tarima de exterior cumpla su función por largo tiempo:

- Calidad de fabricación y origen. Siempre debemos partir de maderas adecuadas y transformadas por fabricantes de prestigio y, evitar maderas de dudoso origen o con precios sospechosamente bajos. Cabe destacar que existen maderas cuya propia constitución (como las maderas tropicales) poseen una durabilidad y resistencia a agentes patógenos, muy superior en instalaciones en el exterior; otras veces, se aplican en fábrica tratamientos que hacen incrementar su resistencia a los rigores meteorológicos de la intemperie.


- Instalación correcta. Conviene destacar que no todos los instaladores de parquets, carpinteros..etc, saben acometer este tipo de instalación. Algunos creen que es sencillo y se equivocan. Hay muchos factores a tener en cuenta y, no muchos saben que la madera debe ser colocada de forma que evacue el agua y esté ventilada adecuadamente, para impedir que se deforme al absorber humedad y, aumentar demasiado su humedad de equilibrio higroscópico con el ambiente que lo rodea. Es por esto que siempre debemos asesorarnos por una empresa especializada y de prestigio.



- Mantenimiento adecuado y periódico. Muchos instaladores e incluso clientes, creen que la instalación termina el día que se acaba de aplicar el aceite a la tarima y esto no es así.
Los pavimentos de madera en el exterior, a pesar de estar fabricados adecuadamente e instalados correctamente, están sometidos a la acción de los agente meteorológicos y, muy especialmente, a los rayos ultravioletas del Sol que provocan la degradación de las ligninas (polímero de las paredes celulares de la madera), tornando la capa superior de la madera con el característico color grisáceo.
Cuando la madera toma el color gris, debemos considerarlo una voz de alarma, ya que la madera se encuentra totalmente desprotegida e indefensa con respecto al medio que le rodea. Los intercambios de humedad con el ambiente serán más bruscos, provocando fisuras, deformaciones e incluso degradaciones, que provocarán la reducción de la vida útil de la tarima de exterior.


MANTENIMIENTO ADECUADO Y PERIÓDICO

Para evitar todo lo anteriormente descrito, es primordial realizar un mantenimiento periódico mediante la aplicación de aceites protectores, que penetran en el poro de la tarima y la protegen de las inclemencias del tiempo.



¿Con qué frecuencia se realiza el tratamiento?

Depende mucho del tipo de madera y, sobretodo, de lo expuesto que esté la tarima, es decir, no es lo mismo un pavimento al que no le dé nunca el Sol, a otro que le de algunas horas del día u otro que está siempre expuesto. De la misma manera, no tiene nada que ver aquél que está siempre mojado al que se moja esporádicamente. La experiencia y la observación nos van a indicar cuando tenemos que aplicar el aceite, si bien normalmente se realiza el tratamiento un mínimo de una o dos veces al año.

Es fundamental no esperar a que pierda todo su color y se ponga gris, al igual que es muy aconsejable utilizar aceites para tarima de exterior con aditivos que protejan la madera de los  perjudiciales rayos ultravioleta.



TE PUEDE INTERESAR:

Limpiador Deva especial tarima exteriores madera y sintética



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Solicita precio con descuento adicional en tarima flotante Quick-Step


© 2009-2017 Expertos En Parquet.Todos los derechos reservados. Diseñado por Yacedoti Multimedia con la tecnología de Blogger
Aviso Legal