Parquet vs Suelos Laminados vs Suelos Vinílicos y Viceversa . Cuál elegir.

La eterna pregunta de nuestros visitantes y clientes, constituyendo la encarnizada batalla dentro de nuestro gremio acerca de cuál es la mejor opción y qué es más conveniente en función a las necesidades del cliente. 

Desde el punto de vista del instalador o la empresa dedicada a la colocación de pavimentos, he podido ver de todo. Desde "supuestos profesionales" de prestigio, que aconsejan arrancar un longevo suelo de parquet o incluso taparlo con un suelo laminado porque "es más resistente", hasta "yihadistas" del suelo de madera a los que les "quema" una imitación de su adorada madera.

Creo que, como bien decía Aristóteles, la virtud es el punto medio entre dos extremos que se consideran vicios; uno por exceso y otro por defecto. No voy a decir que la madera es lo mejor, el laminado lo más resistente o el vinílico la respuesta a todos los problemas. Procuraré ser lo más objetivo que pueda (lo intentaré) y, para ello hemos elaborado un cuadro donde, a grandes rasgos podemos comparar las ventajas e inconvenientes de los suelos de parquet o tarima, los pavimentos laminados y los suelos vinílicos o de PVC.




En él, estamos comparando suelos para instalación en interior y, asignamos una puntuación basada en las fichas técnicas de los fabricantes y en nuestra propia experiencia. Todo de forma general.


Qué es mejor, ¿el suelo de parquet, el laminado o el vinílico?

Difícil pregunta  de complicada respuesta pero a la que intentaremos contestar. Pues depende. ¿De qué depende? De varios aspectos tales como:

  1. Tus preferencias o gustos.
  2. Tus necesidades.
  3. El uso al que va destinado.
  4. Por supuesto, tu economía.
Hay personas que son amantes de la madera, de su textura, su calidez y confort. ¿Por qué conformarse con jamón de pata blanca si lo puedes comer de bellota? La madera es longeva y, con el tiempo, su envejecimiento es muy bueno y, por qué no decirlo, hasta aporta un plus de belleza. Con el tiempo, que no suele ser menos de 10-15 años, el suelo de parquet se puede volver a restaurar, devolviéndolo el aspecto primitivo, mediante un proceso que se llama acuchillar, del que hemos hablado largo y tendido a lo largo de estos años. Es algo más caro (a veces) pero, tenemos que verlo más como una inversión en el tiempo que como un coste. No es un producto de usar o tirar como los laminados o los vinílicos.

El suelo laminado, llamado erróneamente, "tarima flotante o tarima laminada sintética", es una imitación más o menos conseguida de los suelos de madera de toda la vida. Es cierto que no es madera natural pero, se obtiene a partir de fibras de ésta y, su textura en muchos casos, logra imitar tan bien a la madera que a veces es difícil saber que estamos ante un suelo laminado y no delante de un verdadero suelo de parquet. Suele ser más resistente a corto y medio plazo pero, su envejecimiento es malo; cuando se desgasta o se estropea, no lo podemos restaurar como hacemos con uno de madera. La única solución es retirarlo y volver a instalar uno nuevo, con el consiguiente daño para el medioambiente ya que, la inmensa mayoría de las veces va a parar al vertedero y no se vuelve a reciclar. Su precio es sensiblemente inferior al de la madera.




El pavimento vinílico (no tarima), es relativamente reciente y está teniendo bastante aceptación. A mi no me gusta pero, reconozco que su resistencia a la humedad y al agua en baños, es insuperable y que, en ciertos sitios es mejor instalar un vinílico que una madera o un suelo laminado. Si a eso le unimos una textura cada vez más similar a la madera y un precio a la baja, contamos con una buena opción a tener en cuenta. Como contrapartida, por su composición, no tolera bien la incidencia directa del sol y, la superficie donde se instale debe estar perfectamente nivelada. En caso de no estarlo, o existir grietas entre piezas de la solera muy pronunciadas, exige aplicar pasta niveladora con el consiguiente incremento de precio.

El buen profesional asesora e informa de todas las opciones al cliente; no le "mete por los ojos" nada y, en función a sus necesidades, sus gustos y a su economía, le ofrece el mejor suelo posible. Así que, recuerda siempre: ¡Confía en especialistas!


TE PUEDE INTERESAR:

Barnices al disolvente y urea formol en suelos de parquet y tarima: Una verdad incómoda

Acuchillado de tarima de eucalipto rojo en Huelva barnizado con barniz al agua
El dinero, el poder y las costumbres, han hecho mucho daño en nuestra "moderna" civilización. 

Una Verdad Incómoda es la película-documental de Davis Guggenheim de 2006 que trata sobre la campaña del ex vicepresidente de Estados Unidos de América, Al Gore, para concienciar a los ciudadanos del calentamiento global y sus consecuencias. Es algo que está ahí, que sabemos que nos acabará  perjudicando pero, sobre lo que nadie hace nada. Al fin y al cabo, es más cómodo ir a trabajar en nuestro propio coche, utilizar bolsas de plástico o encender la calefacción a toda pastilla cuando tenemos frío. Éstas son acciones que contribuyen al deterioro de nuestro medio ambiente y, al calentamiento global sobre el que Al Gore nos quería concienciar. Ya no sabemos si con fin altruista o a cambio de un buen puñado de dólares.




El caso es que nuestra forma de vivir, de trabajar o de actuar, en muchas ocasiones es difícil de rectificar a sabiendas que nos perjudica o nos perjudicará pero,  por comodidad, por dinero o por miedo, seguimos actuando del mismo modo. Y esto es lo que pasa precisamente con los tratamientos de protección que aplicamos a nuestros suelos de madera. Ya vimos en un post anterior que existían diferentes tipos de barniz para proteger nuestro parquet o tarima, constituyendo una pieza muy importante a la hora de contribuir a prolongar la vida útil de nuestro parquet y, una variable con gran peso a la hora de calcular el presupuesto de la restauración o nueva instalación, de nuestro pavimento.

Nos encontramos ofertas de acuchillado de parquet desde 7€/m2 hasta 25-30€/m2. ¿Cómo es esto posible? Pues sencillamente y, como es obvio, reduciendo costes y aplicando barnices muy económicos.

Así es posible ver "profesionales" aconsejando aplicar urea o, en el peor de los casos, poliuretanos al disolvente, acabados de prisa y corriendo, dejando atrás clientes y vecinos que soportan olores incómodos, ojos irritados, casas con tal cantidad de polvo que casi hay que volver a pintar y, en el peor de los casos, gente enferma que tiene que acudir al hospital.




Estos señores (por llamarlos en modo educado), se dedican a utilizar urea formol (formaldehído) con un coste inferior a un buen barniz de poliuretano base agua, aplican dos manos sobre una superficie a medio terminar y salen corriendo. Queridos amigos, según la Internacional Agency for Research on Cancer (IARC)  el formaldehído es un cancerígeno humano  del grupo 1 y también está considerado un disruptor endocrino

Hay otro grupo de profesionales que, sin embargo utilizan poliuretano con base disolvente porque se empeñan en tapar la madera con una película plástica de mal gusto que, a veces brilla tanto, que impide ver la textura verdadera de la madera. Si quieres madera, ¿para que la tapas? ¿crees que así está más protegida? Ni mucho menos. La mayoría de poliuretanos al disolvente amarillea con el tiempo, oscurece la madera, su reparación no es fácil y no tiene la elasticidad de un barniz de poliuretano en base agua. Aparte de todo esto, se ha demostrado y no precisamente hace poco tiempo, qué el contacto con disolventes produce diferentes tipos de cáncer, entre ellos el de páncreas (véase estudio de Universidad Autónoma de Barcelona de 2002).

En países anglosajones o del norte de Europa no existe debate de si utilizar urea, poliuretano al disolvente o barniz al agua. Se plantean utilizar productos que respetan la verdadera naturalidad de la madera, su textura, su movimiento y su color. Utilizan barnices al agua, aceites o ceras. Nada de productos que perjudiquen gravemente la salud.

Aunque estos barnices cumplen la legislación vigente, no son precisamente de "baja toxicidad". ¿Cómo es posible que en la segunda década del siglo XXI estemos todavía aplicando barnices perjudiciales? Seguramente ésta es una Verdad Incómoda.

Te puede interesar:

Grietas o rajas en suelos de parquet, tarimas y laminados

Uno de los problemas más frecuentes, junto al levantamiento o el abombamiento, en la instalación de pavimentos de parquet, tarimas y laminados, es la aparición de grietas o rajas entre piezas, más o menos acusadas. No nos referimos, en esta ocasión, a las grietas o fisuras que a veces presentan las piezas que componen a un suelo de madera, sino a la apertura o separación entre los elementos que componen el pavimento

Conviene aclarar que pequeñas grietas son hasta cierto punto normales; nos referimos a grietas de varios milímetros o incluso de más de un centímetro. Para ello, vamos a diferenciar cada uno de los tipos de pavimentos, para abordar las causas de esta afección tan común.



SUELOS DE MADERA O PARQUET

Las causas más frecuentes pueden ser:

- Humedad relativa del entorno inferior a la recomendada para este tipo de pavimentos. Normalmente se debe situar, aproximadamente, entre un 40-70%.
- Uso intensivo y sin control de los sistemas de climatización (calefacción y/o aire acondicionado).
- En parquets encolados a la solera, ésta no presenta la suficiente cohesión/dureza, había humedad residual en la base al instalarse o, el adhesivo no es adecuado o presenta algún defecto.
- El adhesivo no es el adecuado para el tipo de pavimento de madera. No es lo mismo el adhesivo a utilizar para un parquet damas que para una tarima maciza.
- El pavimento se instaló con una humedad superior a la aconsejable para la zona donde iba dirigido.
- Hubo una filtración de agua y, aunque se arregló, la madera al secarse y mermar, deja grietas entre piezas.
- Se aplicó adhesivo a la solera y a los cantos de las piezas a la vez en la zona afectada.
- En parquet instalados en instalación flotante, encolados en el machihembrado, presenta un fallo de encolado entre las piezas que componen el pavimento y/o el adhesivo estaba en mal estado.
- Los sistemas de conducción de calefacción y/o agua caliente sanitaria, no se encuentran a la profundidad adecuada o no está lo suficientemente bien aislada. Fenómenos de condensación.
- Parquet entarimado colocado sobre sistema de calefacción radiante no adecuada para este tipo de instalación.
- Limpieza no adecuada y/o con mucho aporte de humedad al pavimento.


SUELOS LAMINADOS

- Anclaje y/o tablero con poca densidad y débiles. Pavimento de baja calidad.
- Instalado de forma inadecuada por el colocador. Se rompió el anclaje durante la colocación.
- Limpieza no adecuada y/o con mucho aporte de humedad al pavimento.
- Hubo una filtración de agua y, aunque se arregló, el suelo al secarse y mermar, deja grietas entre piezas debido a la rotura del anclaje en ciertos puntos. 
 Humedad relativa del entorno inferior a la recomendada para este tipo de pavimentos. Normalmente se debe situar, aproximadamente, entre un 40-70%.






CONCLUSIONES Y CONSEJOS

Siempre lo hablo con mis compañeros y, hago hincapié a mis clientes; tan importante es instalar un buen pavimento, llevándolo a cabo de forma adecuada por un profesional especializado, como mantenerlo adecuadamente. Y ya no hablamos sólo de limpieza, sino también de las condiciones de humedad y temperatura.
Recordemos que más que la temperatura, lo que hace un pavimento enferme irremediablemente son unas condiciones de humedad no aptas mantenidas durante un cierto tiempo.
De nada sirve que tengamos el mejor coche del mercado si luego, a la hora de realizar el cambio de aceite, por ejemplo, lo hacemos con el más barato del mercado. Al final, nos quedaremos sin coche.
De la misma forma, si lo ponemos en manos de un mecánico mediocre, tendremos como resultado problemas y dolores de cabeza.
Confíemos en buenos materiales, instalados por buenos especialistas y, por supuesto, vamos a mantenerlo de la forma óptima. 
Recordemos que el mantenimiento de un pavimento de madera o un laminado no es, ni mucho menos, más complicado ni más laborioso que cualquier otro suelo; sólo hay que realizarlo de la manera adecuada.


Te puede interesar:

Rodapiés en blanco para tu suelo de parquet, tarima o laminado. Todo lo que debes saber.

Las modas son cíclicas y, la mayor parte de las veces efímeras, debido a que los consumidores la identifican con popularidad, estatus o utilidad inmediata. Suele notarse un incremento exponencial de las ventas para luego, en un período muy corto de tiempo, ser sustituida por otra tendencia totalmente diferente.

Todavía recuerdo cuando el rodapié o zócalo que se colocaba junto con el suelo de parquet, era de madera o aglomerado, pero siempre o casi siempre, del color o la especie del nuevo pavimento. Desde hace unos pocos años a esta parte, como resultado de la influencia de decoradores, revistas y, también ciertos programas de decoración de la televisión, de influencia americana, estamos viendo que casi siempre se opta por rodapié de color blanco. Tengo que decir que a mi no me gusta; no lo veo práctico y, los veo bastante tendentes a enseñar toda la suciedad de la casa. Como decimos aquí: "el blanco es muy guarro".





Sin embargo, no vamos a ser tan testarudos de ir en contra  de las modas (Dios nos libre...) así que, creo que es conveniente aclarar ciertos aspecto importantes a la hora de evitar que nos cuelen algo realmente malo.

El rodapié blanco puede ser de diferentes tipos, principalmente:

- Madera lacada en blanco.
- DM/MDF (fibras de madera prensadas, básicamente) lacado en blanco.
- HDF (DM de alta densidad) hidrófugo lacado en blanco.
- DM con cobertura de papel o melamina blanca.

La madera se suele ir por las nubes en precio y, no suele ser el mejor material para lacar; se recomienda DM o HDF que, dicho sea de paso, son más económicos. Ahora bien, a veces en los presupuestos los clientes nos preguntan por qué el rodapié blanco que nosotros ofertamos es algo más caro que el que han visto en la tienda de bricolaje o en una tienda de la competencia. La respuesta es tan fácil como pararse a pensar de qué están hecho uno y otro rodapié.
Los zócalos de DM de papel o lacados en blanco sin tratamiento hidrófugo, nada más que "huelen la humedad" o se les acerca la fregona, se hinchan y deforman convirtiendo algo que debe ser bonito, en algo horrendo y mal acabado.

Nuestra recomendación es siempre rodapié lacado en blanco sobre tablero HDF (DM de alta densidad) con tratamiento hidrófugo ya que, no es tanta la diferencia en comparación con el tiempo que nos debe durar.





TE PUEDE INTERESAR

El brillo del barniz en suelos de parquet o tarima

En el proceso de explicación sobre como lucirá un suelo de parquet o un entarimado, una vez se barnice, quizás lo más complicado de explicar es el nivel de brillo una vez seco y listo para pisar.

El barniz es una mezcla formada, básicamente por resinas o aceites, disolventes y diferentes aditivos que confieren propiedades diversas a la disolución. Su principal función es proteger el suelo de madera de suciedad, polvo y humedad, proporcionando resistencia física y química al pavimento.








¿Como se mide el grado de brillo del barniz? El brillómetro es un aparato que se utiliza para medir la reflexión de la luz en una superficie con un ángulo determinado indicándonos, de esta forma, el nivel de brillo de un material.

Generalmente la medida de brillo de un barniz se indica en "Grados Gloss" y, aunque depende de cada fabricante, es usual encontrar estos términos:

Supermate:         1-10% brillo/gloss
Mate/semimate:  10-25% brillo/gloss
Satinado:            26-40% brillo/gloss
Semibrillo:         41-69% brillo/gloss
Brillo:                70-89% brillo/gloss
Alto brillo:         90-100% brillo/gloss

Algunos simplifican y realizan la siguiente clasificación:

Mate:         0-29 Grados Gloss
Satinado:   21-80 Grados Gloss
Brillante:   81-100 Grados Gloss


Hasta hace más bien poco, el brillo que proporcionan los barnices de urea o los poliuretanos al disolvente, se asociaban con la limpieza, la belleza y, era los predilectos tanto por parte de clientes como de profesionales parquetistas. Pocos saben, que la urea, por ejemplo, no es para nada impermeable a diferencia de los demás barnices por lo que, no suele ser especialmente limpia. No hablemos ya, de su toxicidad o la prohibición de su utilización en muchos países desarrollados..

Hoy día, aunque cada vez menos, aún se solicitan acabados brillantes que, para gusto de un servidor, se antojan un poco obsoletos, poco prácticos y artificiales. Si tienes madera, se supone que te gusta su naturalidad, su veta, su textura y te gustará disfrutarla, ¿verdad? Afortunadamente en la actualidad existen acabados en base agua, que respetan el equilibrio y la textura de la madera, aparte de protegerla de las agresiones externas llegando a niveles de brillo similares a los barnices tradicionales, sin ser tan altamente tóxicos como éstos. No obstante y, afortunadamente para los amantes de la madera, están de moda los acabados mates y satinados.








¿Cuál es la barrera para que aún no estén consolidados los barnices de poliuretano al agua? Pues parte es un precio sensiblemente superior a los barnices de siempre y, otro poco la necesidad de realizar un pulido exigente, que no todo parquetista quiere o puede realizar. Afortunadamente cada vez son más los que apuestan por barnices más ecológicos y que respetan la belleza de la madera.


TE PUEDE INTERESAR:

Qué es tarima tecnológica. Ventajas e inconvenientes.


Una llamada teléfonica informó a los padres del pequeño de 13 años Nicholas Barclay, de San Antonio (Texas), que había sido encontrado en España, concretamente en Linares (Jaén). Lo que desconocían todos era que, en realidad, se trataba de Frederic Bourdin, un joven de 23 años que buscaba suplantar su identidad para poder disfrutar del cariño de una familia en un nuevo hogar. Fue el propio Bourdin el que contactó con la hermana de Nicholas, diciéndose llamar Jonathan Dorian, trabajador de un hogar para niños, informando que el pequeño había sido encontrado recientemente por la policía.

La historia de Bourdin, es contada en el documental británico "El Impostor" y, narra dicha historia real del famoso suplantador de identidades apodado "El Camaleón" que, según él mismo, llegó ha asumir 500 identidades falsas.








No debe ser agradable que se hagan pasar por ti, por algún familiar o amigo y, es así como nos sentimos todos aquellos que defendemos los pavimentos de madera cuando encontramos una historia de suplantación clara al escuchar conceptos tales como,  "tarima de exterior tecnológica" o "madera tecnológica".

De un tiempo a esta parte, venimos observando como profesionales de la construcción, arquitectos, decoradores...etc, están prescribiendo en sus proyectos la gran solución a todos los problemas en cuanto a la colocación de pavimentos de madera en el exterior: la tarima tecnológica o composite.

La norma UNE 56823, se refiere a la tarima de exterior como aquélla compuesta de piezas de madera natural, sometidas a un proceso que permite que resista las condiciones climatológicas del exterior. Así que, cuando hablamos de tarima, nos referimos a madera proveniente de la corta de árboles sin añadir ningún producto que altere su estructura física.

La tarima tecnológica o composite, aunque deberíamos llamarla a partir de ahora correctamente, el pavimento de exterior sintético imitación a madera, está compuesto principalmente y generalmente por fibras o serrín de madera mezclado con resinas plásticas y, diferentes aditivos que "aseguren su estabilidad y comportamiento en el exterior".


QUÉ ES MEJOR, ¿LA TARIMA TECNOLÓGICA O LA TARIMA DE EXTERIOR TRADICIONAL?

Vamos a ir analizando punto a punto, sus teóricas ventajas:

La tarima tecnológica es un producto ecológico y respetuoso con el medio ambiente. Si bien en su fabricación, algunos fabricantes aseguran que es un proceso bastante limpio, en el que utiliza madera reciclada, también es cierto que debido a los productos químicos que posee en su composición, dista mucho de ser un producto ecológico, sostenible y que, una vez desechado al final de su vida útil, vaya a ir a parar a una planta de reciclaje para este tipo de productos,
La madera actualmente, sin embargo, procede de explotaciones controladas en las que, una vez se corta, se vuelve a replantar. Estamos asegurando la repoblación de nuestros árboles, quedando atrás las épocas en las que se podía cortar sin control de ningún tipo.

- La tarima tecnológica no posee mantenimiento. Aunque es un producto relativamente reciente, ya se han dado casos de pavimentos que se manchan, agrietan, retuercen...etc. Para ello, los fabricantes están aconsejando aplicar un producto de terminación a la superficie para minimizar el riesgo de manchado, cuya aplicación debe repetirse cada cierto tiempo....entonces, ¿no era sin mantenimiento?.

- La tarima tecnológica es tan confortable como la tarima de exterior tradicional. Las resinas plásticas, al igual que el plástico, retienen bastante el calor, haciendo que en épocas de gran insolación, estos pavimentos alcancen temperaturas realmente peligrosas para caminar descalzo y, un ambiente de calor realmente poco confortable. De la misma forma, las dilataciones a lo largo del día son brutales en comparación con las de la madera, teniendo que dejar dilatación en las testas (lado más corto) para impedir que se pueda deformar o incluso levantar (sí, también se puede levantar). 
La madera, sin embargo, es un material que consigue crear un ambiente más templado y, las dilataciones en sentido longitudinal son despreciables.

- La tarima tecnológica es un producto apto para zonas de mucho tránsito. Aunque últimamente parece que intentan mejorar este aspecto, se han dado casos en zonas donde las temperaturas caen bajo cero, que la superficie se llega a helar y a convertir en una pista de patinaje.

- La tarima tecnológica no se raya. Esto es rotundamente falso, llegando en algunos casos a rayarse con mucha más facilidad que una tarima de madera de ipe, por ejemplo. En el caso de la madera, siempre podemos restaurarla, lijando y aplicando aceites pero, en una tecnológica debemos de sustituir, con el gran trabajo que puede suponer, en algunos casos, reemplazar una pieza.











CONCLUSIÓN

Como todos los productos, en muy probable que este "relativamente" nuevo producto, vaya a seguir mejorando en todos los aspectos donde está aún por debajo de la madera. En donde no podrá mejor es en intentar suplantar la identidad de un material natural y, muchos menos llamarse tarima, por mucho marketing que quieran vendernos. 
Dicen que es un producto sin mantenimiento. ¿Es acaso mucho pedir que dos veces o tres veces al año le apliquemos algún protector? ¿No tenemos que pintar la paredes de nuestra casa, cambiar el aceite al coche, o afeitarnos todos los días? ¿Es tan malo tener que mantener un flamante suelo de madera?
Un tarima de exterior tradicional, compuesta por una madera bien secada y tratada, instalada correctamente por profesionales especializados, durará muchísimo tiempo más que cualquier producto sintético. Incluso si no la mantenemos con la periodicidad que deberíamos, la madera sigue siendo agradecida y, siempre podremos restaurarla, volviéndola a reciclar como nuestro nuevo pavimento de exterior. Es confortable, cálida e irrepetible. No la cambies por ningún sucedáneo, ni mucho menos, por ningún impostor. ¡Hasta la próxima!






Perros y Gatos vs Suelos de Parquets, Tarimas y Laminados. ¿Es recomendable?


Sólo hay dos cosas que podrían arruinar un suelo de madera más allá de toda esperanza: una es la orina de mascota y otra las inundaciones.

Son muchos los hogares que poseen una mascota y, particularmente un perro o un gato como animal de compañía. Muchos de estos felices dueños, pueden plantearse en algún punto de su vida, instalar un flamante suelo de madera o laminado y, la pregunta es siempre la misma: ¿hay algún problema? Pues intentaremos ir explicando poco a poco.

Una inundación es bastante rara que suceda, aunque no imposible, sin embargo, si es cierto que los barnices de hoy en día (y también los laminados), suelen aguantar bien hasta cierto punto.

Lo que si es más cierto que en muchos hogares hay perros o gatos que pueden eventualmente dejar un charco de orina en el suelo de parquet, tarima o laminado.













Si se recoge y limpia cuando aún está fresca, no hay ningún problema; los barnices modernos están diseñados para soportar accidentes como éste. El problema viene cuando, a medida que la orina se asienta y se descompone, se hace más alcalina y corrosiva, para finalmente tener el equivalente a amoniaco diluido sobre nuestro magnífico suelo.

El problema va agravándose por el hecho de que los animales domésticos, una vez marcan un punto, siguen utilizándolo para hacer sus necesidades, lo que garantiza que siempre habrá amoniaco fresco en el mismo sitio. Lamentablemente ni el mejor barniz de un suelo de madera, ni el mejor overlay de un pavimento laminado, puede resistir este ataque continuo.



CREENCIA FALSA: UN BUEN LIJADO O LA LEJÍA ELIMINAN LA MANCHA OSCURA


Por desgracia, esto no es verdad. La mayoría de las manchas de orina solo se eliminan parcheando la zona, es decir, cambiando la zona afectada por madera o piezas de laminado nuevo.


Eso si, si la mancha no ha penetrado en la madera, es decir, no ha traspasado la barrera protectora del barniz, lijando y barnizando queda como nuevo (en el caso de la madera);  si ya ha penetrado y queda una mancha oscura, hay que reemplazar.

Por tanto, no pierdas tiempo y dinero, probando productos maravillosos que eliminan este tipo de manchas.


QUÉ HACER SI SE DESCUBRE ORINA SOBRE NUESTRO PARQUET, TARIMA O LAMINADO

En el caso de suelos de madera barnizados, si se sospecha que puede haber permanecido ahí más de 4 horas, intentaremos neutralizar con una ácido suave como es el vinagre, el cual actúa sobre el amoniaco (que es un alcalino) que se puede haber formado y, detendrá su capacidad corrosiva. Deja que el área manchada se seque por completo, lo cual puede tardar dos semanas, antes de intentar una medida correctiva.

Si lleva menos de 4 horas, recoger rápidamente y limpiar con un producto limpiador neutro, con suerte no habremos dañado el barniz y, por consiguiente, tampoco la madera.

En el caso de los suelos laminados (comúnmente conocidos como tarima), siempre trataremos de recogerlo lo antes posible porque el problema reside en que suele penetrar por las juntas entre piezas. Si el tablero es hidrófugo y está parafinado en los cantos, quizás tendremos suerte y no habrá ningún problema.

Hay que recalcar que, una mascota bien adiestrada, no debe hacerse sus necesidades en cualquier lugar de nuestra casa por lo que, en este sentido, no habría problema en tener nuestro suelo de madera o laminado en perfectas condiciones.














LAS UÑAS DE LOS PERROS Y LOS GATOS

Es muy poco probable que un perro o un gato "normal" cause daños en nuestro pavimento con las uñas. No obstante, si causara alguna raya, ésta suele limitarse a daños superficiales  de nuestro barniz, en el caso de los suelos de madera barnizados, que con el tiempo podrán lijarse y barnizarse. En el caso de los modernos suelos laminados, la dureza de algunos es tal, que suele ser altamente improbable que resulten dañados. En el caso de que fuese rayado, existen productos para disimular/reparar e incluso, se puede reemplazar la pieza completa.


CONCLUSIÓN

Tener un perro o un gato no es incompatible con disfrutar de la calidez de un suelo de madera o de la practicidad de un pavimento laminado. Si nuestra mascota está educada y, tenemos sólo un poquitín de cuidado, ¿a qué esperáis para animaros?. Hasta la próxima.

Parquet de Diseño o Art Parquet: Suelos de madera originales


Los suelos de madera, al igual que muchos otros productos, han ido evolucionando junto con la humanidad. Desde el siglo XVII, donde los pavimentos de madera eran rudimentarios tablones, cortados de forma manual y muy artesanal con las herramientas de las que se disponía, pasando por la época en la que, principalmente en Francia, se elaboraban verdaderas obras de arte de la artesanía, en los palacios de la época y en las casas de la gente adinerada, constituyendo un signo de poder ya que, solo los más poderosos podía permitirse pagar la cantidad de mano de obra exigía  desde su elaboración, transformación y terminación, hasta llegar a la actualidad con los modernos suelos de tarima maciza, los pavimentos de madera están muy presentes en nuestro quehacer diario. Modelos como el Versalles, Chantilly...etc, son archiconocidos y muy copiados a lo largo de la historia.



Después de la Segunda Guerra Mundial, todo cambió y se produjo un descenso en la instalación de suelos de madera. Las alfombras y las moquetas, con la invención de la fibra sintética arrebató terreno a los suelos de madera que eran considerados como algo "anticuado". No fue hasta final del siglo XX, cuando los suelos de madera empezaron a tener cierto auge. La producción de suelos de madera y sus sucedáneos en fábricas dotadas de gran tecnología, consiguieron abaratar precios y conseguir diseños con terminaciones impecables.



PARQUET Y  ECOLOGÍA

Es bien conocido que existen suelos de madera en palacios, centros públicos e incluso residencias particulares que han aguantado bastante bien el paso del tiempo, incluso algunos cuentan ya más de un siglo de historia,  pareciendo que tienen la intención de aguantar varias generaciones de felices propietarios.

Los suelos de madera, en todas sus versiones, ya sean pegados, clavados, flotantes...etc, tienen la particularidad de estar constituidos por un material totalmente natural, biodegradable, reutilizable, cálido y confortable. Cuando un parquet, con el paso del tiempo se deteriora, podemos restaurarlo y volverlo a estrenar. Es decir, podemos reciclar nuestro suelo de parquet varias veces a lo largo de nuestras vidas y, es muy posible que nuestro pavimento nos sobreviva a nosotros mismos. Esto no ocurre con los suelos laminados y mucho menos con los PVC y vinílicos...y ya no hablemos de éstos últimos y el medio ambiente...eso lo dejamos para otro post.

A lo que vamos es que un pavimento de madera tiene muchas cualidades que otros suelos no tienen; calidez, confort, bienestar, reusabilidad, ecología... y si, digo ecológico también porque ya la mayoría de los suelos de madera provienen de explotaciones controladas en las que, tras talar, se vuelve a sembrar.


PARQUET Y  DISEÑO

Hoy en día, no son pocos los clientes que, al consultarme por madera me dicen..."yo no quiero tablitas pequeñas" y, lo comprendo, porque durante los últimos 20-30 años, han visto los típicos diseños de tablillas y, lo asocian a algo anticuado. Quieren algo más moderno, actual y, por qué no, exclusivo.
Pero una pieza recta y larga de suelo, tampoco es algo novedoso o actual; es más hace siglos, si recordamos, los suelos estaban formados por piezas largas...



PARQUET DE DISEÑO O ART PARQUET: DISEÑOS A MEDIDA

La verdad es que aún alucino viendo diseños geométricos en palacios y viviendas centenarias y, no paro de pensar en como, en esa época, y con las herramientas rudimentarias de las que se disponía, era posible fabricar esas maravillas.



En la actualidad, pocos saben que, con la tecnología disponible, un poco de imaginación y no por precios exagerados ( tampoco esperes la oferta de la tienda de bricolaje de turno ), si estás cansado de los mismos diseños monótonos y quieres algo exclusivo puedes probar a pedir más información acerca de un Art Parquet o parquet artístico. Nuestros instaladores recomendados pueden fabricar e instalar cualquier diseño que se te ocurra o cualquier modelo que hayas visto; tu nombre, tus iniciales, tu escudo o algún motivo oriental que esté en tu mente, puede vivir en tu suelo. Y para que te hagas una idea, aquí te dejamos algunos ejemplos:




Por qué NO limpiar con vinagre o encerar tu suelo de parquet, tarima o laminado

Es tremendamente curioso como, al hacer una búsqueda en Google que relacione términos como vinagre o cera y parquets, arroja miles de resultados en los que auténticos "maestros" de la limpieza nos animan a encerar nuestro suelo o, a utilizar agua con un "chorrito" importante de vinagre.

Os tengo que comentar que han sido muchas las consultas y comentarios que hemos recibido, acerca de personas que han llevado a cabo estos consejos y, ven como con el tiempo el suelo, no solo no reluce como el primer día, si no que está aún peor que cuando empezó a limpiarlo con estos "remedios de la abuela".





EL VINAGRE COMO PRODUCTO DE LIMPIEZA 


No son pocos los profesionales de nuestro gremio que, bien por desconocimiento, bien interesadamente, aconsejan la limpieza de un suelo de parquet, tarima o laminado con vinagre diluido en agua. Conviene indicar que el vinagre es básicamente ácido acético y, dicho producto contraviene el consejo de muchos fabricantes de barnices y pavimentos ligeros, de usar un producto neutro.


Cuando hablamos de limpiar, no se trata de limpiar la madera, si no la capa protectora del pavimento compuesta por resinas, eliminado toda la suciedad adherida. Al utilizar vinagre, es cierto que eliminaremos suciedad pero, con el uso continuado iremos restando grosor a la capa protectora del suelo, hasta llegar a la madera, en el caso del parquet o al papel decorativo, en el caso de los laminados. ¿Y que ocurre en estos casos? Pues que al perder estos pavimentos su capa protectora, la madera o el laminado, quedan totalmente desprotegidos ante la suciedad y las manchas, apareciendo las típicas marcas negras y las zonas sin brillo o gastadas. ¿Qué hacemos entonces? En el caso de la madera, barnizar esa zona, quedará a buen seguro peor; lo único que queda es lijar a fondo y barnizar como mínimo, la estancia para que no se note; en el caso del laminado, cambiar la pieza afectada por una nueva.



LA CERA COMO PROTECTOR Y RENOVADOR DE SUELOS


Sólo tenéis que echar un vistazo en internet y, veréis como alegremente se aconseja encerar suelos de madera, laminados o tarimas barnizadas. En el caso de la madera barnizada y con suelos laminados cuya superficie está protegida y sin poro, la cera forma una película en la que se pega todo: polvo, suciedad, restos....etc, volviéndose oscura y opaca, en la que se marca todo, pareciendo que se raya con cualquier cosa. Y ya no decir los días húmedos y nublados, en los que se notan las pisadas y se ve como pegajoso...






SOLUCION


La primera solución es las prevención; no utilicéis bajo ningún concepto vinagre, ni cera, ni ningún producto de gran superficie que diga que es para superficies delicadas o para madera, ya que suelen contener siliconas y ceras.


Lo que desde Expertos En Parquet siempre aconsejamos, es la utilización de productos neutros y específicos del fabricante del pavimento o de  barnices. Bona, Khärs o Lyssolen, por ejemplo, tienen productos en sus catálogos especialmente diseñados para la limpieza y el mantenimiento de nuestro suelo. Evidentemente no son superbaratos pero...al fin y al cabo, nuestro suelo tampoco, ¿verdad?




TE PUEDE INTERESAR




Woodpeak: Un suelo laminado con auténtica madera


Johann Beckmann, nacido en la Alemania del siglo XVIII, hijo de un administrador de correos y profesor de la Universidad de Gotinga, fue el autor de la obra "Contribuciones a la Historia de las Invenciones" (1780-1805), en la que nos habla del origen, historia y condición de las diversas máquinas, herramientas, utensilios...etc, que eran empleadas en el comercio y en la vida doméstica. Ese trabajo hizo considerar a Beckmann el fundador científico de la tecnología, empezándose a utilizar dicho término en 1772.

¿Qué es tecnología? Básicamente es un conjunto de conocimientos técnicos, científicamente ordenados, que permiten diseñar y crear bienes y servicios que facilitan la adaptación al medio ambiente, así como satisfacer las necesidades esenciales y los deseos de la personas.



Fijaos que ya se hablaba de tecnología hace más de dos siglos así que, ¿por qué no sacarle todo el jugo posible en el siglo XXI? ¿Qué pasaría si uniéramos tecnología, creatividad, una pizca de pasión y mucho de innovación en la fabricación de los suelos modernos? Pues que sin duda estaríamos ante un producto de STP.

En un mundo como el de los pavimentos de madera y laminados, donde los diseños innovadores brillan por su ausencia, donde las invenciones son pocas, nos encontramos con diseños increíbles y productos atrevidos como Woodpeak


QUÉ ES WOODPEAK

Esencialmente es un suelo laminado donde la capa decorativa que, al fin y al cabo, es básicamente un papel que imita a la madera, se sustituye por una capa de madera auténtica de 0,6mm de grosor, consiguiendo ser más duro que el parquet macizo y, extremadamente resistente a los golpes gracias a su capa central basada en un tablero HDF de densidad superior a los 900kg/m3, al proceso de adhesión de la capa de madera al tablero, y por supuesto, a la utilización de barnices de primera calidad y dureza.




VENTAJAS DE WOODPEAK




  1. Tiene todos los beneficios de un suelo laminado. Es fácil de mantener y su precio es similar al de un laminado de calidad.
  2. Es un suelo sostenible ya que la madera proviene de bosques bien gestionados y se optimiza cortando una fina lámina, usando 7 veces menos madera que en un parquet multicapa de 4mm de madera noble.
  3. Posee un tratamiento antibacteriano para garantizar un pavimento limpio e higiénico.
  4. En la fabricación de Woodpeak se utilizan adhesivos sin VOCs (compuestos volátiles orgánicos).
  5. La utilización de madera auténtica barnizada en la capa inferior o contra-balance, hacen que las piezas se mantengan perfectamente planas y, aportan un tratamiento extra frente a la humedad.
  6. Sistema de anclaje patentado y perfecto gracias a LOCKSTP, el ingenioso anclaje a base de anillas de STP.
  7. La capa superior de madera auténtica hace a cada suelo Woodpeak único, todo también gracias al acabado cepillado que resalta la veta y la estructura de la madera.
  8. Clase de utilización 23/31. Apto para tráfico doméstico intenso y comercial moderado.
  9. Fabricado  y diseñado en España. Apostemos primero por los de casa que lo hacen bien. Ya vale del tópico de "los alemanes son los mejores".

Si quizás no te alcanza para un suelo de madera maciza y, los suelos laminados te parecen burdas imitaciones, ¿por qué no pruebas un Woodpeak
Contacta con uno de nuestros instaladores asociados pinchando aquí.




Cómo cambiar el color de tu suelo de parquet o tarima. Tintar suelos de madera.



No son pocos los propietarios de suelos de madera que están dispuestos a arrancar o tapar el parquet con un suelo laminado o uno vinílico porque nos les gusta el color o el tono.

Eso desde hace un tiempo no supone ningún problema si nos ponemos en manos de un buen profesional experimentado que, como ya hemos dicho en otras ocasiones, nos explicará todas las posibilidades siendo nosotros los que elijamos; un mal profesional dirá que el parquet es muy delicado, que se araña, que lo mejor es quitarlo o taparlo con una "tarima flotante" que, dicho sea de paso, ya hemos explicado en otras ocasiones que está mal dicho (se dice suelo laminado).



Ningún sucedáneo o imitación de un suelo de madera conseguirá durar, ser tan cálido, elegante y natural como un verdadero suelo de parquet. Como decimos aquí en el sur, los suelos laminados "dan el avío", pero no son lo mismo que un suelo de madera. Ya no hablemos de ecología, porque en este caso no es lo mismo reciclar el suelo de parquet restaurándolo, que colocar un laminado nuevo; o incluso de economía, ya que la vida útil de un suelo de madera es muy superior a la de uno sintético.


La cuestión es que si estamos hartos de nuestro suelo de madera porque no nos gusta el color, a la hora de restaurarlo podemos teñir nuestro suelo de madera ayudándonos de la cada vez más amplia gama de tintes que poseen los fabricantes de barnices y acabados para suelos.


PROCESO DE TINTADO DE UN SUELO DE PARQUET

Después de acuchillar el parquet (veáse post de cómo acuchillar parquet) y retirar el barniz o aceite antiguos, con la madera pulida y limpia, realizaremos el tintado de la superficie cuyo proceso puede realizarse manualmente (empleando brochas, rodillo, esponja, trapo, pulverizadores..etc) o con máquina buffer. A continuación, se retira el sobrante, se deja secar el tiempo establecido por el fabricante y procedemos a aplicar el acabado que puede ser barniz o aceite.

Realizando una muestra de tinte sobre una espiga de jatoba 

También existen en el mercado aceites con el tinte incorporado que dejan la madera natural y bien protegida con un abanico de colores bastante extensos.

Hay también profesionales que tiñen el suelo de una forma más artesanal aplicando tintes al agua fabricados por ellos mismos. Desde Parquets Serra de Barcelona y de la mano de Jaime Serra, nos muestra en un post de su blog "Cómo teñir un suelo de madera", aplicando nogalina, anilina y agua. 

Teñido de suelos en Barcelona por Parquets Serra

TIPOS PRINCIPALES DE TINTES PARA PARQUET

Existen varios tipos de tintes (impregnantes/colorantes) para conseguir el color deseado:

Tintes base agua.
- Tintes base aceite. 
- Tintes hidróalcohólicos.
- Tintes base disolvente.

De todos, el mercado parece que va camino de los base aceite y base agua. Además, muy importante que sean libres o bajos en compuestos volátiles orgánicos (VOC's).

Teñir es un proceso delicado y ciertamente laborioso (aunque no lo parezca), muy exigente en cuanto al nivel de pulido de la madera. Es por ello que debemos ponernos en manos de profesionales si queremos tener un resultado perfecto y de nuestro agrado.
Si quieres cambiar el color de tu suelo, nuestros profesionales asociados pueden ayudarte. ¿A qué esperas?

Parquet multicapa de roble oscurecido



Cómo medir humedad en soleras de cemento, base para suelos de parquets, tarimas y laminados.

Es muy usual, a la hora de instalar suelos de parquets, tarimas y laminados, encontrarnos con soleras de cemento para utilizar como base del futuro pavimento

La aplicación de soleras de cemento es un arte y, no todos los profesionales de la construcción son capaces de verterlo y dejarlo apto para recibir un pavimento de madera o laminado. Conviene destacar que, si bien a la hora de pegar una tablilla de parquet los requisitos son mayores, no debemos de bajar la guardia a la hora de exigir dichos requisitos a una solera de cemento para colocar un suelo laminado; si el día de mañana se decidiese retirar éste y cambiar por un pavimento de madera pegado, si la solera fuese arenosa, presentase grietas o no estuviese bien nivelada, tendríamos un serio problema.

El mortero de cemento básicamente se obtiene de mezclar agua, arena y cemento que actúa como aglomerante, así como diferentes aditivos que proporcionan al mortero distintas cualidades. La dosificación correcta para pegar suelo debe de ser en proporción 3:1 (una parte de cemento por cada 3 de arena).





SOLERA IDEAL PARA LA INSTALACIÓN

Una solera para ser considerada apta para la instalación de un suelo de madera o laminado, debe cumplir los siguientes requisitos:

  1. Debe estar limpiar y sin restos de pintura, perlita...etc.
  2. La solera debe estar dura, lisa, compacta y no arenosa. Para comprobarla podemos utilizar un clavo o similar, raspando la superficie y comprobando que no deja rastro de señales profundas ni suelta granos de arena.
  3. La solera debe presentar la planitud y horizontalidad necesarias para cumplir con los requisitos del fabricante del pavimento a instalar.
  4. Debe estar lo suficientemente seca. Para ello veremos a continuación como comprobar el grado de humedad.


CONTROL DE HUMEDAD DE SOLERAS. APARATOS DE MEDICIÓN.

Cuando el mortero a fraguado (pierde su trabajabilidad), empieza a endurecerse y comienza el proceso de secado, siendo éste uno de los puntos  más importantes de controlar por parte de un instalador para evitar problemas graves en la instalación. En condiciones ideales de temperatura y humedad relativa (20ºC y 50% HR), aplicando la fórmula T=2xSxS, donde T es el tiempo y S el espesor de la solera, para un grosor de 4cm, por ejemplo, tenemos que tardaría T=2x4x4=32 días. No serán pocas las veces que encontremos albañiles que nos digan que en una semana está seco....sin comentarios.

Todo lo anterior, como decimos, es en condiciones ideales así que,  imaginemos lo que costaría secar una solera con tiempo húmedo y bajas temperaturas.





HIGRÓMETROS. INSTRUMENTOS PARA LA MEDICIÓN DE LA HUMEDAD RESIDUAL.

También llamados humidímetros, estos aparatos facilitan mucho la tarea de medir la humedad residual de la solera. Dicha humedad se mide en tanto porciento, expresando el porcentaje de agua que existe en el mortero.

Conviene precisar que, la mayoría de los fabricantes, recomiendan un contenido de humedad residual máximo del 2% antes de instalar en soleras de cemento y 0,5% en soleras de anhidrita. Es por ello conveniente que, sobretodo en obras nuevas o de reforma, dispongamos de algún aparato de medición para "curarnos en salud".

A continuación vamos a enumerar los principales medidores de humedad residual para soleras y madera:

  • HIGROMETROS DE CARBURO 


El higrómetro o humidímetro de carburo mide la presión generada por la reacción química generada cuando el agua del mortero entra en contacto con el carburo cálcico en un recipiente hermético, relacionando dicha presión con la cantidad de humedad existente en la solera.

Es el método más preciso  pero el más laborioso porque requiere extraer una muestra de suelo con un cincel. Debido a su laboriosidad es también el menos utilizado.




  • HIGRÓMETROS DE RESISTENCIA ELÉCTRICA

Es el aparato de medición más utilizado entre los profesionales y, lo que hace es medir la resistencia eléctrica entre dos electrodos que se introducen en la madera o en la solera. Dependiendo del agua que contengan los materiales, aumentará o disminuirá la resistencia por lo que, indicarán en una pantalla la resistencia directamente (habrá que ver las tablas de conversión) o convertida a porcentaje. 

En aparatos como el de la imagen, es un error muy usual pensar que el valor corresponde con el porcentaje y, decir cosas como "hay un 85% de humedad en la solera de cemento" y esto es incorrecto ya que, la medida tendremos que convertirla a % de humedad en peso con una tabla que trae. Un mortero nunca tendría más de un 17% que es la proporción de agua con respecto a la masa total. Nota: en el caso de madera si nos da la medida en % directamente.

El medidor de la foto de la izquierda es un Gann que suele valer más de 600€ pero existen en el mercado algunos más económicos que, si bien no son tan exactos, nos dan una medida bastante aproximada como es el caso de la imagen de abajo.








  • HIGRÓMETRO DE ALTA FRECUENCIA O MICROONDAS

Este tipo de medidor de humedad está basado en la medición de un campo de microondas que genera entre sensores que trae incorporados.

La ventaja que tiene este método a diferencia de los otros es que no es agresivo y no afecta al material que midamos.





  • HIGRÓMETRO DE CONSTANTE DIELÉCTRICA

Este humidímetro mide el campo eléctrico que se forma entre el higrómetro y el pavimento objeto de estudio.

Al igual que el anterior no es destructivo con el material objeto de estudio, ya sea mortero o madera.






Por todo lo visto anteriormente, contratemos siempre un profesional especializado y no nos fijemos en cualquier albañil que nos diga ... " esto está seco" sin haberlo comprobado previamente.

TE PUEDE INTERESAR

Diseños con suelos de parquet

Los suelos de madera y los pavimentos que se obtienen a partir de ésta, admiten diseños casi infinitos a base de la combinación de madera de diferentes especies, otros materiales (mármol, piedra, gres), orientación de las piezas o/y del conjunto del pavimento...etc. 

Suele ser un aspecto en el que el cliente no se suele fijar pero, el diseño y forma de colocación del suelo, influirá en el aspecto estético de la vivienda, produciendo efectos de ensanchamiento o disminución de los espacios. De la misma manera, también repercutirá en el estilo de la vivienda en general.

Si bien existen tantos diseños como sea capaz uno de imaginar, los más usuales son:






EN PARALELO

Es la forma más común de colocación. Es aquélla en el que las piezas de las que se compone el pavimento se colocan de forma paralela entre si. A su vez disponemos de varias subclasificaciones:


  • A junta regular. Las testas o cabezas (lado más corto) de las piezas que conforman el pavimento se hacen coincidir en filas alternas. Suele ser una de las que más desperdicio tiene.



  • A junta libre o a la española. Las piezas se colocan en paralelo pero de forma aleatoria. Tiene menos desperdicio que la primera.

  • A la inglesa o "cubierta de barco". Es un diseño parecido al junta regular y, muy típico en entarimado sobre rastreles en los que las testas o cabezas de las piezas (lado más corto) se hacen coincidir en el rastrel.
  • A la francesa. Es aquél en el que se utilizan piezas de diferentes largos y anchos, colocando las testas como el diseño a junta libre.


EN ESPIGA

Se colocan las piezas formando ángulos de 90º entre sí. Si las cabezas o testas de las piezas se cortan a 45º enfrentando dichos cortes, estaríamos ante el diseño denominado "Punta de Hungría".

Espiga simple

Espiga doble


Espiga diagonal

Punta de hungría






EN DAMEROS

Las piezas con las que se forma estos diseños, tienen la peculiaridad que su longitud es múltiplo exacto de su anchura, agrupándose a su vez formando losetas o cuadros. Existen variantes y múltiples diseños a partir del más clásico.





SUELOS O PARQUETS HISTÓRICOS

Con suelos históricos nos referimos a los pavimentos de madera que se elaboraban hace siglos, principalmente en la Francia de los siglos XVII y XVIII , consistiendo en verdaderas obras de arte de la originalidad y la artesanía, combinando piezas de diferente tamaño, orientación, especie y geometría, llegando a crear elementos bastante elaborados. Eran muy típicos en los palacios y casas de personajes adinerados de la época, constituyendo un signo de distinción y poder. Algunos de los diseños más conocidos son el Versalles o el Chantilly, entre otros.

Versalles

Chantilly

PARQUET ARTÍSTICO O ART PARQUET

Estos diseños de parquet abarcan modelos clásicos con otros más elaborados creados con nuevas tecnologías, dando lugar a piezas realmente complicadas y de gran belleza estética, que constituyen verdaderas obras de arte contemporáneo. 

Hoy en día, los diseños más que nunca son infinitos y posibles, pudiendo crear las piezas que nuestra mente sea capaz de imaginar y a precios que, si bien no son de mercadillo, si son bastante más contenidos que antaño.








Y este último, al igual que todos los anteriores, son obra del gran Pedro Ferrero, estando basado en un dibujo del famoso artista holandés M.C. Escher acerca de los reptiles. Una verdadera obra de arte.



Si quieres ser original y te gusta la madera, no dudes en instalar en tu casa un auténtico "Art Parquet".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Solicita precio con descuento adicional en tarima flotante Quick-Step


© 2009-2017 Expertos En Parquet.Todos los derechos reservados. Diseñado por Yacedoti Multimedia con la tecnología de Blogger
Aviso Legal